Marcos Castillo

10 de abril, 2016 - COMUNIONES - Comentar -

Como en  muchas otras profesiones, en nuestro sector fotográfico hemos multiplicado por muchos los que damos este servicio. No solo en nuestra localidad sino en prácticamente todo el territorio nacional en el que este servicio lo ofrecen muchos mas profesionales.

Esto sin contar la gente que realiza este trabajo de una forma ilegal y que algún que otro servicio nos quitan a los profesionales.

También tenemos en nuestra contra que al ser la afición a la fotografía algo que esta en auge, son muchos familiares aficionados que están dispuesto a realizarles el reportaje de boda o comunión, algo totalmente legitimo, siempre que no les cobren por el servicio.

Esa seria la parte mala en nuestro trabajo.

Siempre nos quedamos con la buena. La buena es que el cliente que busca un profesional, lo hace porque quiere que un día tan importante como es una boda, una comunión o cualquier acontecimiento social lo quiere recordar de la mejor forma que pueda ser contado, y en eso creo que el profesional tiene ventaja.

Cuando les compramos a nuestros niños el traje clásico de comunión queremos recordarlos con su fotos en el estudio como toda la vida (para esos le ponemos este tipo de trajes),

Cuando les quitamos sus chaquetas de almirante o capitán y los dejamos con sus chalecos o camisas, pasamos a fotografiarlos de una forma más informal o mas desenfadadas.

Pero hoy afortunadamente esto no queda así, las mamás quieren recordar a sus niños en un ambiente más a su medida en el campo jugando, corriendo, con sus hermanos y familia, con sus mascotas, etc.

Dedicamos mucho más tiempo a realizar este servicio.

Por lo tanto como siempre digo no hay mal que para bien no venga. Siempre nos hemos divertido con nuestro trabajo, ahora mucho más.

Acompañamos este comentario con fotos del Álbum de comunión de Marcos acompañado por supuesto de Daniela su hermana, acostumbrados a posar desde que nacierón.

Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías